Certificación energética

Aumenta el valor de tu casa, consigue una buena calificación.

¿Qué es?

El 5 de abril de 2013 el Ministerio de la presidencia publicó el Real Decreto 235/2013, por el que se aprobó el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Este certificado, puntúa a una vivienda o local según una letra que va de la A a la G siendo A la mejor nota posible y G la peor. De esta manera se pretende que el inquilino o comprador sea más propenso a adquirir o arrendar una vivienda o local con una buena calificación.

Es un requisito imprescindible para vender o alquilar cualquier vivienda o local.

¿Cuando obtenerlo?

La mejor opción es aprovechar que el certificado tiene un periodo de validez largo (10 años), y es barato (entre 100€ y 200€ para la mayoría de casos) y solicitar el certificado en el momento en que se tome la decisión de alquilar o vender. De esta manera si encontramos un comprador o inquilino podremos formalizar el acuerdo en el momento y no arriesgarnos a perder la oportunidad, esperando un certificado.

Además, se podrá realizar cualquier tipo de promoción o publicidad con tranquilidad (es ilegal anunciar una vivienda o local sin especificar su calificación).

¿Que hacer si se obtiene una mala calificación?

El método de cálculo obtiene mejores resultados cuanto más precisos son los datos. por ejemplo si no se conoce el material del que están hechas las paredes, el resultado es peor que si efectivamente se conoce. Y a su vez, si se mide su coeficiente de transmisión térmica (su tendencia a dejar salir el calor o frío) puede mejorar aun más. Así que una opción sería invertir más en el estudio del caso (haciendo catas o mediciones), o estudiando la documentación existente.

Otra opción es ejecutar mejoras. Como por ejemplo energía solar para calentar el agua, actuaciones en ventanas (doble vidrio o marco con rotura de puente térmico). Esta opción es preferible si hay que renovar algunos elementos, es decir si se va a cambiar aunque sea una máquina de aire acondicionado vieja para que la casa sea más atractiva, adquirir la nueva pensando en mejorar la calificación. Si se repara el tejado, aprovechar para realizar la instalación de placas solares.